25 jun. 2011

Los mercados financieros, banqueros, especuladores, Francia, Alemania...y el cuento de la lechera.


Los mercados especulan un día sí y otro también con la posibilidad de que Grecia reestructure su deuda.
Los bancos franceses y alemanes, los peor parados de una quiebra. Las entidades financieras de estos dos países están entre los principales acreedores de Grecia, con una exposición total de u$s 53.000 millones en bonos públicos y privados griegos, según los datos del Banco de Basilea (BIS). Por caso, los bancos alemanes tienen en sus carteras u$s 34.000 millones, incluidos los préstamos otorgados vía la Kreditanstalt fur Wiederaufbau, la organización de crédito para la reconstrucción. El tercer país cuyos bancos tienen más intereses en el Peloponeso es Reino Unido. También sufrirán los bancos portugueses, que tienen u$s 10.200 millones.

Alemania, Francia y España presionan a los bancos para que participen en el rescate de Grecia. La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, convocó ayer de urgencia a los dirigentes de las principales entidades financieras españolas. España se encuentra en una situación muy delicada, presionada un día y otro también por "los mercados" financieros y los especuladores. En ésta situación no le queda más remedio y se apunta al nuevo "rescate" de Grecia por razones de propia supervivencia financiera. Pero nada hace suponer que la voracidad de "los mercados" se calme con las "nuevas" e interminables "reformas". Están crecidos y saben que tienen el mando por eso no se van a conentar en coger unas pocas migajas cuando pueden tener todo con ayuda de los gobiernos e instituciones de turno...

Merkel y Sarkozy se asocian para abordar la crisis griega y de paso obligado para intentar salvar su sistema financiero a cargo de apretar las tuercas a los países llamados "periféricos".

Los dirigentes han pasado de "refundar el capitalismo y poner coto a los excesos del sistema financiero y especuladores" a "calmar a los mercados". En definitiva; los mismos que provocaron la crisis están saliendo reforzados de ella con el beneplácito y la ayuda de los gobiernos y lo más indecente; son más ricos que antes de hundir a muchos en la miseria.

Una lechera llevaba en la cabeza un cubo de leche recién ordeñada y caminaba hacia su casa soñando despierta. "Como esta leche es muy buena", se decía, "dará mucha nata. Batiré muy bien la nata hasta que se convierta en una mantequilla blanca y sabrosa, que me pagarán muy bien en el mercado. Con el dinero, me compraré un canasto de huevos y, en cuatro días, tendré la granja llena de pollitos, que se pasarán el verano piando en el corral.

Cuando empiecen a crecer, los venderé a buen precio, y con el dinero que saque me compraré un vestido nuevo de color verde, con tiras bordadas y un gran lazo en la cintura. Cuando lo vean, todas las chicas del pueblo se morirán de envidia. Me lo pondré el día de la fiesta mayor, y seguro que el hijo del molinero querrá bailar conmigo al verme tan guapa. Pero no voy a decirle que sí de buenas a primeras. Esperaré a que me lo pida varias veces y, al principio, le diré que no con la cabeza. Eso es, le diré que no: "¡así! "

La lechera comenzó a menear la cabeza para decir que no, y entonces el cubo de leche cayó al suelo, y la tierra se tiñó de blanco. Ya no había leche, ni habría pollos, ni cerdo, ni vaca, ni ternero. Todas sus ilusiones se habían perdido para siempre, junto con el cántaro roto y la leche derramada en el camino.

2 comentarios:

  1. Si alemania no tuviera un euro en la banca griega, ya hablaríamos ¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Lo que está claro es que nadie pondrá un duro por salvarnos a nosotros

    ResponderEliminar

Quizás también le interese Mi Ping en TotalPing.com