1 abr. 2011

La avaricia llena el saco de unos pocos y vacia los bolsillos de muchos.



Si no se regula la avaricia desmedida del capital sólo nos queda paro y pobreza porque los inversores se van a países donde la mano de obra es barata sin preocuparles más que los beneficios. Esto sucede porque solo les importa llenar sus bolsillos. El capital pone el dinero, es el que da puestos de trabajo.


Por el contrario, el ciudadano de a pie ha de pagar un precio muy alto por la avaricia descontrolada. Para que unos pocos mantengan sus beneficios, los consumidores se ven cada vez más endeudados, y esa deuda termina por trasladarse al conjunto de la economía, rompiendo el delicado equilibrio entre endeudamiento y riqueza.

Esto no se arregla lanzando mensajes de confianza porque los políticos no van a hacer nada de lo que prometen para cambiar la desigualdad que existe entre el esfuerzo de unos y otros, simplemente maquillan sus acciones y después legislan "reformas" en la dirección opuesta para contentar el poder financiero por la sencilla razón que ellos también están "pillados" por el capital.


La avaricia es insaciable,unos pocos acumulan poder y riqueza para llenar el saco pasando por encima del mortal contribuyente y todo lo que se ponga por delante.

La situación que se vive en España.

El análisis de la situación que se vive en España ha mostrado datos escalofriantes. España se sitúa en los primeros puestos de un ranking negativo comparativamente con el respecto de las sociedades comunitarias.


Más de nueve millones de españoles viven en una situación de pobreza, en torno a un millón más que hace dos años. En Catalunya hay casi un millón de personas que viven en situación de pobreza extrema con menos de 486 euros al mes los pobres se han multiplicado por dos. También se ha producido un aumento considerable de la pobreza moderada, persona con ingresos de menos de 6.000 euros anuales.

Tras la última recesión económica (1994), fueron necesarios 13 años para que el paro bajara del 24,55% al 7,95%. Todo ello pese a que la economía creció durante el periodo por encima del 3,5%.

El sistema español de protección social es uno de los más ineficaces de la Unión Europea a la hora de luchar contra la pobreza. A pesar del proceso de crecimiento económico sostenido que se ha registrado en España en la última década, los índices de desigualdad y de pobreza apenas se han reducido. Las desigualdades, la pobreza y la exclusión social aumentaron pese al largo tiempo pasado de bonanza.

Un trabajo sigue siendo el mejor seguro frente a la exclusión pero tampoco tener un empleo es la panacea, en la situación actual y los bajos salarios muchos trabajadores son pobres.

3 comentarios:

  1. La historia de la humanidad, cambiando los actores cada 50-70 años, pero no los personajes. Una pena, de veras, una pena. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Tendremos algo de esperanza que nunca hay que perderla. Ya vendran otros tiempos ¡CREO! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Cuanta más gente tendrá que ser absolutamente pobre para que reaccionemos¿¿¿??? El despilfarro de la clase política es astronómico y encima casi hay más políticos en españa que trabajadores....
    Dicen que el que reparte se lleva la mejor parte, pero esto es un auténtico escándalo.
    Mil besos

    ResponderEliminar

Quizás también le interese Mi Ping en TotalPing.com