16 feb. 2011

Por un puñado de euros.





La mayor discriminación en el mercado laboral español, y en general en Europa, se produce en personas de más de 50 años, según un informe de la firma de outplacement DBM y como recoge el diario especializado en información económica Expansión.

El 85% de los currículos de profesionales que superan esta edad son rechazados y no pasan a formar parte del proceso de selección, según senala el informe que explica que las prácticas discriminatorias por edad se evidencian permanentemente en las ofertas y oportunidades de empleo, a veces de manera sutil, como por ejemplo, cuando se rechaza a un candidato que opta por una plaza vacante, por estar “sobre cualificado”, y otras veces de forma abierta, si se especifica un límite de edad para la contratación.




Hay numerosos estudios realizados sobre cuánto podría ganar un ciudadano si capitalizara (invirtiera) lo que le quita cada año la Seguridad Social. Quizás uno de los más completos y claro sea el que realizó hace unos años el Instituto Juan de Mariana (Juan Ramón Rallo, Raquel Merino y Philipp Bagus).

Los autores cogieron dos supuestos: un trabajador con el sueldo medio y otro con el salario mínimo interprofesional. Supusieron que cada uno de ellos aportaba al Ibex 35 lo mismo que a la Seguridad Social (y reinvertía beneficios, por supuesto). Incluso, para aquéllos que aleguen que el sistema también debe cubrir a los más necesitados (discapacitados, gente que no ha podido cotizar, etc...), hacen el cálculo suponiendo que el 25% de lo acumulado va a parar a un fondo común para cubrir estas necesidades.

Las conclusiones a las que llegaron no pueden ser más demoledoras para el sistema público en vigor. Un trabajador medio que hubiera entrado al mercado laboral con 25 años en 1992 podría jubilarse en 2012 con una pensión de, aproximadamente, 2.169 euros. Y quitando ese 25% de fondo común (un porcentaje mayor del que seguramente sería necesario), aún le quedarían 1.627 euros al mes.


Pero no sólo este trabajador, más o menos favorecido, que cobra el sueldo medio podría jubilarse dignamente a una edad más temprana que con el sistema público. Alguien que hubiese cobrado sólo el salario mínimo interprofesional también podría retirarse con 45 años y cobrar unos 780 euros al mes (una cantidad baja, pero en línea con la pensión media actual, próxima a los 870 euros al mes).

Y si en vez de jubilarse con 45 años lo hacen con 55 (tras treinta años trabajando), las cantidades se disparan. Frente a estas cifras, más de la mitad de los pensionistas españoles cobran menos de 800 euros a los 65 años. Y sin ningún capital acumulado que poder legar a sus descendientes en caso de fallecimiento.

Porque hay que tener en cuenta que esa pensión sería la renta del capital acumulado. Y ese capital sería importantísimo, cercano al millón de euros en algunos casos. Es decir, que los españoles serían más ricos, estarían más tranquilos ante su futuro y podrían dejar a sus hijos una herencia mucho más importante. Con el sistema actual, si un trabajador muere con 65 años, todo lo que ha cotizado se evapora; con un sistema de capitalización, se lo quedarían sus herederos.

Evidentemente, no serían los ricos, que ya tienen sus propios planes privados, los que se beneficiarían de esto, sino las clases medias y los más pobres, que dispondrían de unas pagas dignas y podrían jubilarse mucho antes. Pero claro, entonces no estarían en manos de sus políticos, que cada mes les recuerdan que el dinero de sus pensiones sale de los Presupuestos Generales del Estado que el Gobierno controla.

Está claro que los sinvergüenzas de los políticos gobiernan en contra y a espaldas del pueblo. Ellos viven en su mundo y a los demás que le den morcilla.

5 comentarios:

  1. Plas, plas, plas a los pobres que les den morcilla, como se suele decir. Un gran articulo, eso de si te mueres con 65 años lo debatimos mucho entre los amigos, es una gran injusticia, que nadie de tu familia pueda aprovechar lo que por derecho es tuyo después de dejarte el pellejo trabajando toda la vida teniendo la mala suerte de jubilarte directamente debajo de una lapida. ¡Que ladrones son! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Contigo en todo y sobre todo en el párrafo final. Si tienes tiempo entra un momento y, verás como hacen las cuentas de tu dinero. salut...después se sienten malqueridos ¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. "Así nunca vas a llegar a rico; lo más, a muerto", dicen en la peli....la verdad es que a muerto llegaremos todos. Lo que le pido al Estado es que me deje llegar con mis propio medios y no me regulen hasta la muerte.

    Un post valiente. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Si supieran manejar el dinero ajeno, serían afamados banqueros, por lo que no les queda otra que ser... ¡politicos!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Amigos.
    Mira por donde con el recurrido tema de la solidaridad; pagar mientras eres productivo para beneficio de todos, resulta que unos pagan para no recibir casi nada y encima debes pagar obligatoriamente cumpliendo unos años por ley para recibir algo y si te mueres antes lo pierdes todo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Quizás también le interese Mi Ping en TotalPing.com