12 oct. 2010

Wall Street se ríe de las grandes catástrofes provocadas en el mundo.



Según los cálculos, en 2009 las firmas de Wall Street abonaron 139.000 millones de dólares a sus ejecutivos a través de diversos tipos de incentivos que fueron duramente criticados, por su elevado volumen, cuando estalló la crisis del sector hace dos años y hubo que acudir a su rescate financiero.

Los sueldos desorbitados en el sector financiero y los premios al rendimiento de sus empleados están considerados como uno de los factores que llevaron a los bancos a asumir más riesgo de los debidos, por los beneficios a corto plazo.

A pocos meses para acabar el año empiezan a circular los primeros cálculos de las pagas récord que recibirán los chicos de Wall Street: 144.000 millones de dólares, es decir, un 4% más que en 2009. Las cuantiosas pagas, que incluyen sueldos, cobertura sanitaria, pensiones y, claro, primas, están vinculadas a los ingresos subirán en 26 de las entidades de inversión que operan en Nueva York.


Sin embargo, el beneficio neto de esas entidades será en torno a un 20% inferior a los 82.000 millones de dólares alcanzados en 2006 -cuando se registró un máximo histórico-, para rondar los 61.300 millones de dólares, según los cálculos del diario neoyorquino.

Así, mientras que durante ese periodo el beneficio de las entidades ha caído un 20%, la retribución a los empleados del sector se ha incrementado un 23%.

De confirmarse la proyección prevista de sueldos desorbitados, lo que supone pulverizar el máximo del año pasado, será el segundo récord consecutivo cuando estalló la crisis del sector.

Wall Street se ríe de las grandes catástrofes económicas provocadas en el mundo por la avaricia y la especulación, mientras unos se ajustan el cinturón para salvar lo que pueden, otros no tienen remordimientos para seguir en la abundancia repartiendo dinero a manos llenas.

5 comentarios:

  1. No hay nada como mirar para otro lado, siempre que se tenga el bolsillo forrado, a estos les vas a contar lo de la crisis mundial
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Cuando hay millones de ciudadanos de este globalizado mundo pasando hambre, y los gobiernos atraviesan una descomunal crisis, precisamente motivada por estos ladrones de guante blanco, que después de repartirse los beneficios que los capitales depositados en ellos habían generado. Sin el menor pudor tocan a las puertas de los gobiernos de todo el mundo, solicitando a las administraciones la “vacuna” que les salve de la muerte mercantil. Todos a una, como si de nuestra famosa “Fuente Ovejuna, se tratase, han corrido a socorrer a los doloridos “Alí” para que continúen ejerciendo ese “laborioso” trabajo de dejarnos con los bolsillos vacíos, sin el más leve sonrojo. Mientras el G-20 el FMI y las Agencias de Calificación, ponen manos a la obra, para exigir de los poderes públicos que se aprieten el cinturón, que sus ciudadanos dejen de comer tres veces al día, pues no hay otra alternativa que permita hacerle frente al descalabro que los ladrones del cuento han realizado en todas las arcas de los países que hasta no hace muchos años se consideraban ricos, y que el poder adquisitivo de sus ciudadanos, les permitían disponer de las “Tarjetas Tontas” que introducidas en un ordenador, les facilitaba dinero cantante y sonante, sin constatar el precio del “generoso” anticipo.

    Hoy nos despertamos con la noticia que los ejecutivos (Alí y Cia) de Wall Street podrían llegar a cobrar 144.000 millones de dólares, la cifra más alta de su historia por segundo año consecutivo, según nos cuenta el “The Wall Street Journal” neoyorkino. Según los cálculos realizados por el diario, en 2009 las firmas ubicadas en esa famosa manzana neoyorkina abonaron 139.000 millones de dólares a sus ejecutivos a través de diversos tipos de incentivos que fueron duramente criticados, coincidiendo con el estallido de la crisis del sector hace dos años y hubo que acudir a su rescate financiero. De ser cierta la información, este año el montante total abonado por las 35 principales firmas financieras del sector, léase: bancos, fondos de inversión, corredurías y otras entidades de servicios financieros podrían elevarse un 4% respecto al de 2009, lo que supondría una cifra récord. Pero lo bochornoso, por no darle otro calificativo, es que los beneficios netos de esas entidades será en torno a un 20% inferior a los 82.000 millones de dólares alcanzados en 2006; pero a pesar de haber caído un 20% los beneficios, la retribución a sus empleados se ha incrementado un 23%, pero a pesar de ello, no está la cosa bien vista por la “pandilla”, pues según un estudio elaborado por Financial Careers.com éstos “mendigos” de Wall Street no prevén aumentos en los bonos que recibirán este año; que sí los recibirán los “,mendigos” de Londres con una media del 57% de sus ejecutivos, de la misma forma también serán premiados los de Hong Kong un 71%, los de Singapur un 69% y en Australia se les abonará un 55%. Esta miseria de millones, que los cuarenta de Alí baba se llevarán, es fruto de la sangre, el sudor y las lagrimas de millones de trabajadores de éste jodido mundo. Ante tamaña desvergüenza y desafuero, sólo cabe decir: Trabajadores del mundo a las barricadas. Desgraciadamente estos gentleman no conocen otro lenguaje

    ResponderEliminar
  3. ahhh los banqueros...¿ no son aquellos que te regalan un paragüas cuando hace sol ?

    ResponderEliminar
  4. La burbuja es en la que viven estos tíos. A nosotros no toca estar en la intemperie.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola! a todos.
    No nos dejan respirar y me temo que acabaran con muchas cosas que han costado años en conseguir...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Quizás también le interese Mi Ping en TotalPing.com