5 ene. 2009

“Hay que tirar del carro…” Incoherencia entre sus palabras y sus actos.

Los bancos suben sus comisiones, los municipios suben los impuestos, los servicios básicos suben los precios… Además todo sube por encima de la inflación.Todo menos; los salarios. Pues va ha ser que no todo sube; por primera vez desde 2005, la banca ha estrenado ejercicio rebajando la rentabilidad de sus principales productos de ahorro.

Las entidades inician el año rebajando la remuneración que pagan por sus cuentas de ahorro, trasladando a sus productos los recortes de los tipos de interés.

La banca está trasladando las rebajas del precio del dinero a sus cuentas y depósitos. Con ello persigue captar dinero a un precio más barato, aprovechando que los tipos están bajando, y defender, de esta forma, la diferencia que logran entre captar dinero a un precio y prestarlo a otro.

Atención a este dato; "las entidades mantendrán sus ofertas comerciales del lado del ahorro en plena guerra del pasivo".

Estas propuestas se basan en ofrecer remuneraciones aparentemente atractivas, de entre un 4% y un 7% en cuentas o depósitos, pero limitadas a nuevos clientes o ingresos de dinero de los actuales y sólo para un período de tiempo corto, inferior a los doce meses.




Año nuevo, precios nuevos

Dice el chiste que hay dos pesimistas tomándose una taza de café medio vacía en un bar para turistas de Barcelona y que uno le pregunta al otro, con la angustia que requiere el caso: "¿Y si vienen y nos quitan lo bailao?".

Sabemos los optimistas que eso no va a ocurrir, y que lo que se bailó, bailao está. Sabemos, además, que vienen tiempos mejores. ¿Por qué? Porque van a subir los precios de cosas básicas, es decir, de cosas que usamos y necesitamos a diario las personas corrientes y molientes, por encima del IPC.

Por ejemplo, el precio de los transportes públicos. ¿Y con qué fin? Está claro: para mejorar el servicio. Los ciudadanos vamos a ver incrementado el precio del transporte entre un 5% y un 7%, que no es poco, pero a cambio, o eso pensábamos mis amigos optimistas y yo, tendremos por fin metro las 24 horas del día, dispondremos de mayor número de vehículos y por lo tanto reduciremos de manera notable las esperas, los empujones y las ganas de coger el coche.

Tan bueno será el transporte público, que muchos de sus detractores se verán obligados a rectificar sus amargas posturas y, es más, a hacer uso del mismo, al principio con timidez y luego con la alegría que va a caracterizarnos a todos cuando vayamos subidos en un metro o en un autobús de los nuestros. Pero no. A cambio, y eso a partir del 15 de septiembre, transcurrido más de la mitad de 2009, el aumento servirá para que haya billete infantil gratuito hasta los 12 años, previo pago de 35 euros para su tramitación. ¿Nos lo vuelven a explicar, por favor?

Comienza bien el año. Y, para celebrarlo, otro chiste. Ese del reo que está en el corredor de la muerte, un lunes temprano por la mañana, de camino hacia el patíbulo, y dice: "Pues sí que empiezo bien la semana, ¿eh?".

Fuente, FLAVIA Company.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

:-) :-S :-P :-[ :-D }:-] X* ;-D :-| :-} :*) :-( ;-) XD

Quizás también le interese Mi Ping en TotalPing.com