14 oct. 2008

El Ibex-35 logra la mayor subida de su historia.

Hace tan sólo unos meses, se publicaba una noticia denunciando que; “la mitad de empresas del Ibex negocian con paraísos fiscales”.

En Marzo del 2008 El Observatorio de la Responsabilidad Social Corporativa (ORSC) iniciativa que engloba a oenegés, universidades y fundaciones, y que está financiada por el Ministerio de Trabajo, elaboro un informe determinante;

El 51% de las compañías que componen el Ibex 35 (18 de ellas) poseen filiales en países considerados por la OCDE como paraísos fiscales.

Las constructoras ACS, Acciona y Ferrovial; la empresas energéticas Gas Natural, Endesa, Iberdrola y

Repsol YPF; las entidades financieras Banesto, BBVA, Banco Popular, Banc Sabadell, Banco Santander y Mapfre; empresas como Prisa o Telefónica e industrias del estilo de Acerinox, Altadis o Inditex se han visto obligadas por ley a reconocer en sus memorias que son titulares de empresas filiales en paraísos fiscales”.

En aquel documento, el Observatorio constataba la búsqueda de ventajas impositivas en los paraísos fiscales por parte de estos consorcios empresariales para eludir el pago de ciertas obligaciones tributarias.

El ORSC también criticaba que ninguna de las grandes empresas cotizadas facilitaba informes de los impuestos que satisfacen en los países donde están implantadas ni tampoco de las subvenciones públicas que reciben.

El 49% de estas compañías evitan explicar sus políticas contra la corrupción y el soborno, menos aún sobre controles internos de prevención. Solo nueve empresas informan sobre los mecanismos que disponen contra el blanqueo de dinero.

La falta de transparencia es un problema de la mayoría de grandes compañías. El 26% de las que componen el Ibex 35 informa en sus memorias sobre los blindajes económicos que tienen concertados los consejeros y ejecutivos. Pero el 69% de estas firmas no aporta datos sobre lo que cobran estos altos cargos.

Solo el 26% de las grandes firmas declaran los blindajes de sus consejeros.

Un motivo más para repudiar las ayudas a las entidades financieras y, una reflexión sobre las palabras del presidente del BCE; Jean Claude Trichet, sobre su determinación absoluta para poner todo lo necesario en marcha y permitir “el retorno a la normalidad”.

Si la “normalidad” es regresar a la situación de irregularidad anterior, mejor progresar hacia adelante sin mirar atrás. ¡Caiga quien caiga!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

:-) :-S :-P :-[ :-D }:-] X* ;-D :-| :-} :*) :-( ;-) XD

Quizás también le interese Mi Ping en TotalPing.com