22 feb. 2013

Las (des) medidas del optimista empedernido Mariano Rajoy

Rajoy no convence: más precariedad laboral y decisiones difíciles de cumplir.

Desde que llegó a La Moncloa, Rajoy ha tenido un mensaje optimista muy apartado de la economía real, de la voz popular y de los verdaderos problemas de los ciudadanos. 

Todo su discurso acaba aludiendo a la herencia recibida y justificando que es obligatorio hacer todo lo contrario de lo que prometió a sus votantes y le ayudó a ganar las elecciones por amplia mayoría absoluta. 

Hay un dicho que asegura que la diferencia entre un pesimista y un optimista es que el pesimista es un optimista bien informado. 

2 comentarios:

  1. Estoy desmoralizado con este señor....así de simple.

    ResponderEliminar
  2. Es un payaso y una marioneta de sus propias mentira. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Quizás también le interese Mi Ping en TotalPing.com