5 ago. 2012

Europa aplaude los recortes.


El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el plan presupuestario para 2013 y 2014, en términos acumulados, las medidas de ajuste ascienden a 102.149 millones, si se suman los 13.118 millones de este año.

En una primera reacción, la CE dio "la bienvenida a la adopción del plan" y se comprometió a "analizarlo en detalle"


 El déficit público no es el gran problema de la deuda privada.

No pasa desapercibido que los medios de comunicación más influyentes, generales y económicos, han iniciado una arrolladora ofensiva para tratar de convencernos de que la culpa de la crisis es del gasto público y social, una variable del “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”.

También resulta muy cínico que los argumentos empleados y las razones aducidas para desentrañar las causas de la crisis y darnos las pócimas mágicas sean desde hace 3 años los mismos, con los conocidos resultados: recortar, privatizar, desmantelar...


Las causas de la crisis son el endeudamiento privado y no público. Esto es lo que no quieren desentrañar y analizar los medios de comunicación al servicio del lobby bancario.

Por tanto, los argumentos de las “necesarias reformas estructurales”, la “competitividad”, el “modelo político y social”, bla-bla-bla… no constituyen sino un diagnóstico parcial y un intento oportunista de desviar la atención y aprovechar para montar el tinglado a su antojo. ¿Dónde estaban mismos gurús en 2004, que hoy tienen tan claro el camino que hay que tomar, alertando de la falta de inversiones y de carencias competitivas?

El hecho cierto es que con la labor de corte y confección del gobierno se están buscando nichos de negocio. Quienes encabezan el ruido de una “reforma del sector público” son muchas grandes empresas. El propósito es asaltar el espacio público y mercantilizarlo: y el que pueda que lo pague.



Resumen de la Fuente Bartleby, el escribiente.

1 comentario:

Quizás también le interese Mi Ping en TotalPing.com